Con sólo una semana de vida un bebé fue operado del corazón. Una lección de fortaleza que todos debemos conocer

VIRAL 225 Visitas

Como parte de la responsabilidad de los padres, se cree que ellos enseñarán y guiarán a sus hijos para ser felices, sin embargo, muchas lecciones las aprendemos de los hijos, a pesar de su corta edad e inmadurez, son capaces de enseñar valores, como la fortaleza, amor por la vida y perseverancia.

Una historia de lucha y fortaleza, donde un bebé de siete días de nacido, fue sometido a una operación de corazón abierto, fue compartida porFox News y otros medios, dejando una gran lección a sus padres y a la comunidad.

Aimee Roberts es madre primeriza, durante su gestación los médicos no habían detectado ningún tipo de anormalidad, sin embargo, con el paso de los meses, quedó devastada cuando los especialistas del hospital Briston Children´s, le informaron que su hijo debía de nacer prematuro, porque tenía problemas cardiacos congénitos.

Una noticia que cambio su manera de ver la vida

El pequeño Leo nació con coartación del arco aórtico (estrechamiento), flujo sanguíneo anormal entre las arterias, muchos agujeros en el corazón y válvula aórtica bicúspide (dos válvulas cardíacas en vez de tres). Por tal razón los médicos sugirieron realizar una operación a corazón abierto, para salvar su vida, de lo contrario eran pocas las posibilidades de vivir.

Lecciones de fortaleza

El pequeño Leo enseñó a sus padres el valor hacia la vida, con tan solo siete días de haber nacido, se convirtió en un héroe y luchador incansable.

Los riesgos de la cirugía eran devastadores, puesto que la muerte, sufrir una parálisis, tener infecciones, daño a la columna, sangrado interno, accidentes cerebrovasculares, incluso un infarto, fueron los pronósticos de los especialistas antes de la operación.

Sentir culpa

Por supuesto, Aimee Roberts sintió culpa por el mal que le había provocado a su pequeño hijo, sin embargo, los especialistas aseguraron que fueron problemas congénitos, que ella no tuvo nada que ver. Al contrario son lecciones que ella y su pareja, han tenido que aprender con amor, cariño y apoyo.

Buenas noticias

El pequeño Leo pasó por 5 cirugías más, puesto que durante la operación a corazón abierto contrajo una infección. Por fortuna el pequeño Leo logró sobrevivir sin ninguna complicación y ahora los padres están muy agradecidos con el equipo médico y con la vida.

Leo aún tiene dos problemas cardíacos, sin embargo, lo han dado de alta, por su buen estado de salud.

Lecciones que los hijos enseñan a los padres

  1. Amor por la vida

Los niños aman despertar cada día, para ellos no existen preocupaciones, límites y obstáculos para disfrutar cada instante y vivirlo al máximo. Viven el momento y aprenden cada instante de nuevas cosas y experiencias.

Los adultos en ocasiones olvidamos el sentido de la vida por tener millones de responsabilidades y obligaciones, sin embargo, debemos aprender a disfrutar cada día como si fuera el último.

  1. Reír en la tristeza “fortaleza”

Los niños a pesar de sus miedos y tristezas, en instantes son capaces de reír y olvidar un mal momento. Reírse de los problemas y aprender a sacar las cosas positivas es algo que se nos olvida a los adultos.

  1. Las cosas materiales no tienen importancia

Los niños disfrutan jugar con cualquier objeto que se les ponga enfrente, usando su imaginación y creatividad, ellos logran crear momentos divertidos, sin necesidad de pensar en tener más y más. ¡La felicidad se encuentra al alcance, no hay que buscar cosas materiales para ser feliz!

 

Loading...
Compartir

Comentarios