Conductor de camión queda en shock cuando madre abre puerta de restaurante, se gira y ve que es una emergencia

VIRAL 60 Visitas

El parto puede ser una experiencia muy especial y maravillosa. A menudo se dice que el nacimiento de un niño es lo mejor que le puede suceder a una pareja, lo cual no es una sorpresa ya que significa la llegada de un nuevo y maravilloso miembro de la familia al mundo.

Sin embargo, es posible que una madre primeriza no aprecie lo maravillosa que es la ocasión si se ve obligada a dar a luz en el suelo del restaurante, rodeada de personas desconocidas. Esto es exactamente lo que le sucedió a una joven llamada Kaycee.

Ella estaba felizmente embarazada y su fecha de parto se acercaba, pero todavía le faltaba un poco de tiempo. Entonces Kaycee comenzó a sentir fuertes contracciones y entró en pánico.

Le dijeron que la mayoría de los bebés no llegan hasta después de horas de trabajo de parto, pero Kaycee quería ayudar y apoyo de su propia madre a medida que su trabajo de parto comenzaba a progresar.

Kaycee y su hermana se subieron al auto y comenzaron a conducir hacia donde estaba trabajando su madre. Pero su madre había malentendido el mensaje de sus hijas y ya se dirigía al hospital para encontrarse con su hija embarazada.

Sin darse cuenta de que su madre no estaba allí, Kaycee entró al restaurante y casi se desploma en la entrada: ¡El bebé estaba en camino!

Sorprendidos por lo que sucedía, dos clientes del restaurante, los camioneros Peter y Fred, decidieron ayudar a la pobre mujer. Se dieron cuenta de que sus planes para la cena estaban arruinados, pero tendrían una velada que nunca olvidarían.

Todos en el restaurante entraron en pánico, pero no los camioneros, que actuaron rápidamente. Fred se quedó en línea con el número de emergencias, mientras Peter verificaba el progreso de la joven. ¡Descubrieron que el niño definitivamente llegaría pronto!

Sin embargo, el nacimiento inminente no era lo que más preocupaba a los dos hombres. Peter se dio cuenta de que el niño había empezado a ponerse azul porque el cordón umbilical estaba envuelto alrededor de su cuello.

Al mismo tiempo, la madre de Kaycee estaba en su camino de regreso al restaurante para ayudar a su hija.

Fred se quedó al teléfono con el 911 ya que la situación se volvió desesperada.

En el servicio de emergencias indicaron a los hombres que el niño seguramente estaba siendo estrangulado por el cordón umbilicar. ¡Debían volver a meter al niño en el útero y darle la vuelta!

La tensión se palpaba en el aire, pero Peter hizo lo que tenía que hacer… Tras la maniobra, la mamá volvió a empujar y el bebé salió finalmente, pero no lloraba.

Entonces Peter empezó a soplar sobre el bebé, para que entrara aire en su naricita…. ¡Y se obró el milagro, el bebé empezó a llorar!

Mira el video en inglés para ver qué sucedió y comparte este milagro de la vida.

Loading...
Compartir

Comentarios