Cuantas cesareas REALMENTE soporta el cuerpo de una mujer

CONSEJOS 265 Visitas

Debes conocer cuántas cesáreas tu cuerpo podría aguantar.

Generalmente, cuando charlamos sobre cesáreas, no hablamos de una “elección” o bien de una “opción”. En la mayor parte de los casos en los que se practica una cesárea es porque un parto natural no es viable.

La mayor parte de nosotras ha escuchado que no debemos tener más de TRES CESÁREAS. No obstante, hay muchos mitos que rodean esta información, y es bueno que descubramos si se trata de un mito o una realidad.

Mayo Clinic explica que después de que una mujer se haya sometido a una tercera cesárea, los peligros son mayores.

“Cada vez que una mujer se somete a una cesárea, generalmente, la próxima será más arriesgada que la última”, explica la doctora Butler Tobah. Ahora, ¿sabemos realmente la razón de por qué la próxima cesárea puede ser más riesgosa que la anterior? La mayor parte de las mujeres ignora estos riesgos.

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo en cada cesárea?

Si bien la mayoría de los especialistas están conforme en que 3 cesáreas es el límite, no existe un número fijo, puesto que depende de la salud de cada mujer. No obstante, después de la tercera intervención, en la mayor parte de los casos, los peligros aumentan.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo luego de una cesárea?

Después de una cesárea nuestro cuerpo sufre lesiones en la vejiga y en los intestinos. Esta clase de lesiones no son comunes en la primera cesárea.

No obstante, después de que una madre se ha sometido a una, y las adhesiones se han formado, estas pueden unir la vejiga al útero o bien crecer en el área de los intestinos, lo que podría provocar obstrucciones.

El tejido cicatrizal o las adhesiones se generan cada vez que una mujer se somete a una cesárea.

Este tejido al irse amontonando en el útero o bien en las paredes del útero hace que, cada vez que la mujer se someta a una cesárea sea bastante difícil para el médico cortar, haciendo que el nacimiento dure más, teniendo consecuencias que pueden ser peligrosas para la madre y el bebé.

Otra cosa a tomar en cuenta es que después de que te realizas la primera cesárea, el sangrado en las próximas cirugías será cada vez más peligroso.

Muy frecuentemente este sangrado puede poner a la mujer bajo riesgo de muerte o podría hacerla candidata a una histerectomía remover el útero de la mujer lo que quiere decir que la mujer no va a poder tener más hijos.

Este procedimiento se hace con el propósito de detener el sangrado que acabar con la vida de la madre. Por otra parte, en muchos casos podría ser necesario realizarse transfusiones de sangre.

Inconvenientes con la placenta

Tristemente, cuanto más cesáreas se realice una mujer, más inconvenientes se pueden presentar con la placenta.

El inconveniente más frecuente es lo que se conoce como placenta acreta, la cual se produce en la parte más profunda del útero. Es una excesiva adherencia de la placenta a la pared uterina. Causa hemorragia profusa, y puede precisar una histerectomía …

El otro inconveniente que se puede generar es la placenta previa, que sucede cuando esta se forma en la parte baja del útero cubriendo el cérvix por completo.

Los médicos recomiendan que las mujeres que han tenido una cesárea y están embarazadas o bien desean estarlo, consulten su situación con el especialista que las atiende, a fin de que pueda tomar la mejor resolución para traer al mundo a su bebé.

La cesárea como opción

En USA, uno de cada 3 nacimientos es por cesárea, y no necesariamente por que haya sido aconsejada medicamente.

Peter Sand, uroginecólogo, está de acuerdo con que las mujeres puedan decidir si quieren que su hijo nazca por cesárea. Explica: “incluso cuando tener un nacimiento vaginal es algo natural, esencialmente lo que hacen es rodar una pelota de bolos por la vagina”.

No obstante, debido a las complicaciones que pueden poner la vida del bebé y/o la madre bajo riesgo, y hasta puede hacer bastante difícil embarazarse la próxima vez, hay un sin número de médicos que no piensan que la cesárea pudiera ser una alternativa.

Es bueno reconocer que tanto la cesárea como el parto natural tienen sus pros y sus contras.

En cada mujer, cada nacimiento es diferente, y, por este motivo, lo mejor es discutirlo con tu médico de confianza. En muchas ocasiones por no estar suficientemente educados sobre el tema, tomamos resoluciones equivocadas.

 

Loading...
Compartir

Comentarios