Esta madre sufre depresión y ansiedad. Lo que le dice una cajera del supermercado, la hace explotar y contar toda la verdad

VIRAL 305 Visitas

En una de las visitas al supermercado, la cajera alabó a Cierra Lyn Fortner, de Missouri y madre de dos niños de 4 años y 10 meses, por el buen trabajo que estaba haciendo como madre.

Cierra le dio las gracias sonriendo y se dirigió a su auto, pero volviendo a casa, se dio cuenta de que su respuesta debería haber sido muy diferente porque la realidad bien distaba de la percepción de la cajera.

Así que decidió contarlo todo en su perfil de Facebook:

“Hoy en el supermercado la cajera me ha dicho: “Te veo aquí muy a menudo, tus niños siempre van bien vestidos, se portan muy bien y parece que lo tienes todo bajo control”.

En ese momento le di las gracias y me sonreí nerviosa porque esa no era la verdad. Conforme me acercaba a casa, más deseaba que ella supiera un poco más sobre mí.

Quiero que sepa que me enfrento cada día a un trastorno de personalidad mezclado con depresión y ansiedad y que he intentado suicidarme dos veces.

Quiero que sepa que a veces no puedo levantarme del sofá y lo único que les puedo dar de comer es pizza congelada y cereales.

Quiero que sepa que mi hijo llega tarde a la escuela 3 de cada 4 días porque se me olvida el día y la hora que es.

Quiero que sepa que tengo momentos en los que creo que se me está yendo la cabeza y me encierro en el baño a llorar.

Quiero que sepa que no he sido siempre la más activa de las madres porque solía trabajar 80 horas semanales y estudiaba a tiempo completo, y tenía que dejar a Jayce con sus abuelos. Quiero que sepa que no me he lavado el pelo en tres días y mis niños no se han bañado en dos.

Quiero que sepa que tenía prisa porque se me habían olvidado los pañales en casa y Brenton tenía hambre.

Quiero que sepa que, una vez, llegamos al aparcamiento y el niño que “tan bien se comporta” se subió al carrito de la compra y yo no estaba atenta y lo agarré justo cuando su cabeza estaba casi sobre el asfalto.

Pero lo más importante es que quiero que sepa que no lo tengo todo bajo control y que seguramente nunca lo tendré.

No conozco a ninguna madre que lo tenga todo bajo control, pero todo lo hacemos por amor a nuestros niños y que eso ya te hace una madre perfecta. A ojos de nuestros hijos sí que lo tenemos todo bajo control.

De una madre exhausta a otra, lo estás haciendo genial, tómatelo con calma, deja que tus hijos coman cereales y cuida de ti misma siempre”.

Sin duda, unas sabias palabras de una mujer que, como todos, no es perfecta. Hay que saber mirar la vida con positivismo y no cuestionarse siempre si estamos haciendo algo bien o mal. Con que pongamos el corazón en todo lo que hacemos, es suficiente. Sea perfecto o no.

Loading...
Compartir

Comentarios