Esta mamá embarazada de quintillizos da a luz como una auténtica heroína

VIRAL 165 Visitas

Hoy en día, si una pareja tiene problemas para concebir, hay muchas posibilidades médicas para lograr el embarazo.

Guillermina García y su marido, Fernando, viven en Estados Unidos, tienen una hija, Julieta, y estaban teniendo dificultados para darle un hermanito a Julieta, según escribe The Daily Mail.

Pero tras someterse a un tratamiento de fertilidad, Guillermina por fin quedó embarazada.

La pareja sabía que la posibilidad de tener gemelos o trillizos era alta, al haber realizado un tratamiento de fertilidad, así que estaban preparados para que en el vientre de Guillermina hubiese más de un bebé.

Pero no estaban preparados para esto.

Primero el médico vio un bebé en el vientre de Guillermina, y después vio otro, y después otro, y contó en total ¡cinco embriones!

Ni en la fantasía más loca se le podía haber pasada por la cabeza a esta pareja que pudiesen llegar a tener quintillizos.

El embarazo era altamente supervisado para asegurarse de que tanto la madre como los pequeños se encontraban bien en todo momento. Tras 31 semanas y media de gestación, llegó el momento. Llevar tantos niños en su vientre, provocó que a Guillermnia le saliesen moretones en la barriga.

Su embarazo iba a ser tres semanas más corto que un embarazo normal, pero aún así tres semanas más largo que la mayoría de embarazos de quintillizos.

Querían esperar todo lo posible para que los niños fuesen lo más grandes y desarrollados que fuese posible, lo que implica menos complicaciones después para los pequeños.

Los niños nacieron por cesárea, fueron tres niñas y dos niños, y todos estaban perfectamente.

En la operación estuvieron presentes ocho médicos, un anestesista, y más de una docena de enfermeros y enfermeras.

Se podría pensar que fue un caos, con tantas personas en la sala, pero todo lo contrario, todo estaba muy tranquilo y relajado.

“Fue impresionante ver lo bien organizados que estaban”, dijo la médico responsable, Elizabeth O’Brien, en rueda de prensa.

Todos los niños pesaron al nacer entre 900 gramos y 1,4 kilos, excepto Fernando, que pesó 1,8 kilos.

Los otros recibieron los nombres de Esmeralda, Fátima, Marisa y Jordan.

La mamá pudo dejar el hospital tan solo dos días después del parto, pero los pequeños tuvieron que quedarse seis semanas, según informa el periódico The Salt Lake Tribune. Pero se espera que todos crezcan sanos, según los médicos.

”Parece como si estuviésemos soñando,” dice el papá, Fernando García, en una entrevista, y añade:” Es increíble que tengamos cinco”.

La hermana mayor de los quintillizos, Julieta, de 8 años, va a estar bien ocupada cuando sus hermanitos lleguen a casa.

Una de los médicas de Guillermina, Tracy Manuck, ha celebrado la actitud positiva de Guillermina,  quien dice que durante todo el duro embarazo no se ha quejado ni una sola vez.

Cuando le preguntan a Guillermina cómo va a criar a tantos niños, ella se encoge de hombros y ríe diciendo: “No lo sé”.

Desde luego va a ser diferente a la vida que tenían como familia de tres miembros, pero estoy segura de que se las van a arreglar muy bien.

Comparte para celebrar a todas las fantásticas mamás que hay en el mundo. ¡No hay nadie dispuesto a sacrificarse tanto como una madre!

Loading...
Compartir

Comentarios