La cara del pequeño se llena de terribles ampollas, al descubrir el por qué la madre envía una urgente advertencia.

VIRAL 150 Visitas

No hay peor cosa para un padre que ver a un hijo enfermar gravemente, como madre o padre, todo lo que se quiere es ver a los hijos crecer felices y bien saludables. La idea de soportar cuando no lo están y no poder hacer nada al respecto es insoportable.

Kayley Burke es una madre de dos hermosos pequeños de Queenslan, Australia que recientemente tuvo que enfrentar algo horrible y lamentable. *Advertencia: Contiene imágenes gráficas que pueden herir su sensibilidad.

Varicela

Su hijo Elijah, de once meses, enfermó de varicela.

No tenía edad suficiente para haber sido vacunado contra la enfermedad y, como los padres no mantuvieron a sus hijos infectados en casa cuando enfermaron, el pobre Elijah contrajo varicela y enfermó gravemente.

Kayley y su otra hija, Kaliah, también se contagiaron. Sin embargo, Kaliah había sido vacunada recientemente, por lo que el brote no fue ni la mitad de malo que con Elijah. Aun así, Kaliah también sufrió, soportando un dolor extremo, según ws.co.au.

Vacunen a sus hijos”, comenzó la publicación de Kayley en Facebook.

“Las imágenes a continuación les muestrarán exactamente el porqué.

“Nuestro pobre bebé, que es demasiado pequeño para ser inmunizado, contrajo varicela. Ha pasado casi una semana desde que empezó”.

La preocupada madre dijo a Sunshine Coast Daily: “Es horrible, no puedo pensar en nada peor (que verlo pasar por esto).

Creo firmemente en las vacunas y estoy segura de que si tuviera edad suficiente para recibir la vacuna no estaría tan enfermo “.

Su publicación en Facebook continúa: “Kaliah y yo también tenemos la varicela”.

“Afortunadamente, dado que Kaliah fue inmunizada hace mucho tiempo tiene algunas manchas y ampollas, pero está bien”.

Kayley rogó a la gente que no sea “una maldita idiota” e ignore una vacuna que podría simplificarlo todo.

“Piensen en el riesgo en que están poniendo a otros niños indefensos que son demasiado pequeños o que realmente no pueden ser vacunados”, dijo.

Por supuesto, todavía hay personas que dudan en administrar vacunas a sus hijos, lo que los pone en riesgo real cuando el bebé ingresa a un espacio público.

Se recomienda que todos los padres sigan los procedimientos de vacunación adecuados para proteger a su hijo contra incidentes como el que le sucedió a Kayley y Elijah.

Es importante tener en cuenta que, además de las consecuencias potencialmente graves para los propios hijos, también puede ser perjudicial para los hijos de los demás.

¿Creen que todos los niños deberían ser vacunados?

Compartan este artículo con sus amigos para que más personas conozcan el riesgo de enfermedades graves asociadas con la falta de protección adecuada de los hijos.

No obstante, si está en contra de la vacunación, le invitamos a compartir su opinión con nosotros en el apartado de comentarios.

Loading...
Compartir

Comentarios