La vida del niño dependía de un trasplante, entonces apareció una mujer en Facebook con una gran noticia

VIRAL 103 Visitas

Hay un sin número de enfermedades que al ser diagnosticadas es difícil saber si tendrán cura o no. La insuficiencia renal en etapa terminal es una de ellas. Implica horas de diálisis dos o tres veces a la semana y si es un niño quien la sufre, todo es más complicado aún.

En noviembre del 2014, al pequeño Blake Bahr le diagnosticaron insuficiencia renal crónica, tan solo tenía 2 días de haber nacido.

Sus primeros 100 días de vida los pasó en el hospital, luego entró en una lista de espera de trasplantes, sin embargo seguía necesitando 13 horas diarias de diálisis… hasta que sus riñones fueran reemplazados.

Fue entonces cuando una persona apareció a través de Facebook. Laurie Jansen se enteró de s la dura batalla que Blake estaba librando y se sintió conmovida. Aunque el pequeño era un total desconocido, decidió ayudarlo.

Lo primero que hizo fue enviarle un mensaje en el que se ofrecía a hacer las pruebas necesarias para determinar si podía ser una donante potencial.

“No sólo tenía que pasar las pruebas médicas, también tenía que persuadir a la familia de Blake de que yo no era una especie de loca, en realidad sentí que la solicitud que hacían era sincera y que yo estaba en la posibilidad de ayudar.”

Laurie conoce bien la importancia que tiene hacer una donación de órgano, pues en 1997 su madre tuvo una falla renal crónica que hizo que pasaran 10 meses de desesperación.

Su madre tuvo un trasplante a tiempo y los síntomas desaparecieron, había pasado un año completo en el hospital, y en cuestión de 2 semanas volvió a ser una mujer normal.

Pasados los 16 años, nuevamente necesitaba un riñón pues el donado ya no funcionaba bien, Laurie se ofreció a darle su riñón pero su madre se negó rotundamente.

Su madre murió en noviembre de 2013. Pasaron casi 2 años para que Laurie sintiera que la deuda que tenía con su madre había quedado saldada, todo eso cuando conoció a Blake.

En enero del 2015, un cirujano especializado en trasplantes del Hospital Universitario St. Louis, llevó a cabo la extracción e implante de Laurie a Blake, el procedimiento fue peligroso y muy largo, pero finalmente resultó exitoso.

Casi un año después y ya con 2 años, Blake está disfrutando su vida, está aprendiendo a caminar y ya puede comer de todo.

Aquellos días de hospitales, agujas, tubos y diálisis por fin terminaron. Blake y Laurie tienen una relación que los conectará por siempre, además, Laurie se volvió una gran amiga de la familia, la cual estará agradecida con ella para toda la vida.

 

Loading...
Compartir

Comentarios