No Le Permitieron Subir A Un Juego En Disney Por Su Peso y Ahora Es Modelo

VIRAL 207 Visitas

Mathilde Broberg tiene 21 años y hace cinco años decidió darle un cambio a su vida después de un vergonzoso incidente en que casi le fue prohibido subir a una montaña rusa por pesar demasiado y no caber en los asientos debido a su obesidad.

En sólo 4 años la joven ya había bajado casi 60 kilos dejando de lado las papas fritas, dulces, chocolates y todo lo que la hiciera subir de peso.

Antes ella comía sin límites y enormes cantidades, hoy consume 3.500 calorías al día y usa una cuchara de postre, una técnica que a ella le ha servido para engañar a su estómago sintiéndose satisfecha con menos comida.

En su pasado su Índice de Masa Corporal era de 40.6, lo que la ubicaba en la categoría más alta de obesidad según la Organización mundial de la Salud (lo óptimo es tener entre 18.5 y 25). Comiendo alimentos sanos y en disminuidas porciones, cortó los excesos y logró cambiar su vida.

“Después de ver una foto donde estoy en la escuela, me di cuenta de lo enorme que era y sabía que no podría ir a la universidad luciendo así, sabía que sería una pesadilla”.

“Cuando era gorda nunca pensé que podría tener un tamaño regular o perder peso, por lo que ahora ser capaz de mantener esto es un gran éxito para mí.

Mi estómago debe haber tenido el tamaño de un caballo después de todos esos años de comer en exceso, siempre estaba comiendo mucho más de lo que debía” confesó Mathilde.

Tanto fue el cambio, que la gran cantidad de piel sobrante en su estómago se volvió un problema y tuvo que ser operada para extirparla y poder seguir con su nueva vida.

Mathilde se convirtió en una entrenadora profesional e incentiva a otros a mejorar su salud corporal.

En su cuenta de Instagram publica fotos de ella entrenando y haciendo ejercicios para tonificar y seguir perdiendo peso.

“Ahora formo parte de una agencia de modelaje haciendo catálogos, comerciales y cosas para ropa deportiva, ahora que tengo los músculos para usarla”.

“Si alguien me hubiera dicho hace tres años trabajaría como una entrenadora profesional y que sería modelo, me habría reído a carcajadas”.

Por supuesto, los chicos comenzaron a fijarse en ella…

“He rechazado a muchos que me han pedido salir, porque si no lo hicieron cuando tenía sobrepeso, no me merecen ahora”.

 

Loading...
Compartir

Comentarios