Su mamá se gastó cientos de dólares para conseguir arreglar su pelo. Pero cuando le hacen un análisis de sangre, descubren la verdad

VIRAL 377 Visitas

Hace dos años y medio, Jaili Lamb nació en Arkansas (Estados Unidos) como una niña totalmente normal. Pero a medida que fue creciendo, su madre, Sara, notó que el pelo de su pequeña era muy especial.

Al principio, la niña tenía el típico pelo que tienen todos los bebés, pero con el paso del tiempo se le cayó y en su lugar empezó a crecerle un cabello rubio platino, muy áspero y muy, muy tieso.

Su madre intentó durante dos años cambiarlo a toda costa, pero después de cientos de dólares gastados en 20 tratamientos diferentes y de no haber cosechado ningún éxito, Sara ya no sabía qué hacer para domar el pelo de su hija.

Fue entonces cuando esta madre leyó sobre el caso de unos gemelos que habían nacido con el síndrome del cabello impeinable, un extraño síndrome cuyos efectos son un cabello seco y rizado que se proyecta hacia afuera y que es imposible de peinar.

Se cree que el famoso físico Albert Einstein tenía este síndrome y Sara sospechaba que su hija también lo sufría.

Así que decidió que toda la familia se haría unos análisis de sangre para comprobar si sus sospechas eran acertadas. Y efectivamente lo eran: resulta que la mamá de la pequeña Jaili tiene uno de los tres genes que causan este síndrome.

¡Por fin el misterio se resolvió! Y fue todo un alivio para la familia, porque Sara siempre pensó que era algo que ella estaba haciendo mal, ya que Jaili estuvo mamando hasta los 2 años y siempre se preguntó si su extraño cabello había sido causado por su alimentación.

Los padres confiesan que la pequeña Jaili llama la atención allá donde va. “Tiene una personalidad muy extravagante, así que su pelo es una extensión de esa personalidad. Su hermana tiene el pelo liso como un plancha, son dos polos opuestos”, explican los padres.

Es un alivio saber que ese raro síndrome no es de ninguna manera peligroso para Jaili, que solo la hace ser muy especial. ¡No todos podemos decir que tenemos algo en común con Albert Einstein!

Loading...
Compartir

Comentarios