Un presentador de televisión estadounidense salió al aire sin maquillaje, para que la audiencia por primera vez viera como realmente es.

VIRAL 63 Visitas

Cuando a los 26 años Lee Thomas fue diagnosticado con vitiligo (una anomalía de la pigmentación de la piel), lo tomó como el final de su carrera televisiva.

Sin embargo, una enfermedad que, al parecer, debería haber destruido su vida, le brindó un éxito profesional y la gratitud de los televidentes de todo el mundo.

Hasta los 25 años, Lee Thomas ni siquiera sospechaba que tenía una enfermedad autoinmune. Fue un reportero exitoso de televisión en uno de los canales locales de Nueva York.

Pero una vez, un peluquero le señaló una mancha blanca en la parte de atrás de su cabeza del tamaño de una moneda de 25 centavos. Fue tan inesperado que Lee incluso pensó que le habían arrancado la piel.

Estaba realmente asustado, pero su madre lo tranquilizó, pensando que eran síntomas provocados por el estrés. El hombre tardó un año en prepararse para ir al médico. Para entonces, las manchas blancas habían aparecido en sus manos y en la cara. El dermatólogo le diagnosticó vitiligo.

Esto sonaba como un veredicto: para Lee Thomas significaba que ya no podía ejercer la profesión de presentador de televisión: ¿quién permitiría que un tipo con manchas blancas en la cara estuviera en el aire?

Durante mucho tiempo, el periodista ocultó su enfermedad para no perder su trabajo. Antes de salir de su casa, se aplicaba mucho maquillaje, lo que enmascaraba las manchas en su piel. La familia siempre fue un apoyo para Lee, y eso le daba fuerzas para continuar.

La carrera Lee Thomas avanzaba: le ofrecieron un trabajo en el canal WJBK Fox 2 News en Detroit, pero él seguía manteniendo en secreto el hecho de que tenía vitiligo. Cuando las manchas blancas se extendieron al 35% del cuerpo, se hizo imposible ocultarlo.

El maquillaje no permitía lavarse las manos durante el día y el periodista decidió que sería mejor que le dijera a la gerencia sobre su enfermedad, para que sus colegas no le consideraran sucio.

Contrariamente a las expectativas, los jefes de televisión no solo no le pidieron la renuncia, sino que le ofrecieron contar su historia al aire. Lee Thomas tomó una pausa: la idea le pareció extraña.

Pero luego comenzaron a llegar pedidos similares de televidentes que llamaron al canal. Un adolescente le preguntó: “¿Podrías contar tu historia en televisión?”, a lo que él respondió: “¿Por qué?”  “Bueno, tal vez la gente me trataría de otra manera”.

Lee Thomas quedó profundamente impresionado con esta idea. El diálogo con el niño lo ayudó a darse cuenta de que hay gente alrededor de él que realmente necesitaba de su ayuda. Y decidió dar un paso audaz.

En el aire, el periodista se quitó el maquillaje y les mostró a todos cómo se ve realmente su piel. La reacción de la audiencia fue increíble. La gente de todo el mundo expresó su apoyo y gratitud.

Ahora, Lee Thomas tiene 50 años y una carrera exitosa. Él fue 4 veces ganador del Premio Emmy como mejor presentador y productor.

Escribió un libro, “Turning White” (“Convirtiéndose en un blanco”), sobre su batalla contra la enfermedad, y se convirtió en el representante oficial de la Fundación Nacional de Vitiligo en Columbus, Ohio.

Continúa maquillándose para sus salidas al aire, para no distraer la atención de los espectadores del contenido del programa, pero en la vida cotidiana no usa cosmética decorativa.

“Lo que pensé que sería un callejón sin salida para mí, resultó ser la mayor bendición en mi vida”, escribió en su sitio web.

El vitiligo es una enfermedad no estudiada a fondo. No representa un peligro para la vida, pero hace que las personas sean infelices y se sientan inseguras.

Los estudios dicen que el 1% de la población mundial se ve afectada, lo que se estima son aproximadamente 70 millones de personas.

Una de las víctimas de vitiligo fue Michael Jackson, quien lo contó en una entrevista con Oprah Winfrey. Gracias a las almas valientes como él y Lee Thomas, la gente se vuelve un poco más amable con aquellos que difieren de la mayoría.

 

¿Qué crees que podría ayudar a las personas que no encajan en los estándares generalmente aceptados?

Loading...
Compartir

Comentarios