Una niña de 13 años se quita la vida luego de ser abusada en grupo, la madre vio la carta donde revela una desgarradora verdad.

VIRAL 784 Visitas

Aunque lo neguemos a todos nos afecta mucho el bullying de alguna forma. Quizá no hemos sido víctimas del acoso, pero hemos visto a otras personas ser acusadas y muchos niños y jóvenes, así como adultos son acusados todos los días.

Cassidy Trevan de Melbourne, Australia, sabían muy bien lo que significaba el bullyng.

La habían acosado, más que todo psicológicamente, pero también físicamente un par de veces.

La llamaban palabras feas, la atacaban en el colegio y en la red. Y también vandalizaron la casa de la familia.

Las cosas se pusieron tan mal que ella ya no podía ir al colegio. Era demasiado pesado. Aunque hablaban con las los acosadores las cosas no se ponían mejor.

Cassidy se quedó un semestre entero en la casa y después de eso se sentía preparada para darle un nuevo intento al colegio. Iba ir al colegio dos veces a la semana para irse acostumbrando.

Las niñas que la habían acosado le pidieron perdón. Hasta querían ser su amiga ahora. Le preguntaron si ella las quería acompañar a un festival.

Y claro que ella quería ir, después de haberse sentido sola durante tanto tiempo tenía muchas ganas de tener amigas.

Lo que Cassidy no sabía era que las niñas tenían un plan terrible.

Las niñas se llevaron a Cassidy a una casa cercana donde habían organizado para que dos chicos mayores la violaran.

Las chicas estaban afuera de la casa esperando mientras que los chicos se turnaran de violar a Cassidy.

Cassidy contactó a la policía, pero le daba miedo testificar, Y si Cassidy no quería testificar desafortunadamente no había nada que la policía podía hacer. Así que nadie fue condenado.

La madre de Cassidy, Linda, le ayudó a su hija para que cambiara de colegio y hasta se mudaron. Pero los acusadores igual siempre la seguían molestando de alguna forma. La atacaron en la tienda y hasta llamaban a su madre para hablar con Cassidy.

Linda hizo todo lo que podía, pero Cassidy se ponía más y más debil. Llegó un punto cuando ni se podía levantar de la cama.

Un día en diciembre del año 2015 Cassidy se suicidó.

Después de esto Linda encontró una carta que Cassidy había escrito. Una carta que todos deberían leer. Una carta para todos los acusadores. Una carta para todos los que son víctimas de bullying.

Así escribió:

“Fui estudiante en el instituto (nombre omitido) y fui violada por algunos alumnos que aún continúan acudiendo al centro. Sé que probablemente esto suene a que quiero llamar la atención, pero no es así. Tengo muchos motivos para escribir esto y los explicaré a continuación.

Mi objetivo es alertar a otras personas (sobre todo a estudiantes, pero también a los padres) sobre lo que ocurre, porque estoy preocupada. Si ellos pudieron hacerme algo así a mí, podrán hacérselo a otros niños.

Ustedes tienen el poder para parar esto. Recuerden que las personas que me hicieron esto eran estudiantes de este instituto, es difícil de creer, lo sé. Pero es la verdad.

No hago esto para vengarme de los alumnos que me violaron, ni de los que organizaron la violación, ni de los que me acosaron por ello o se burlaron de mí por haber sido violada. Tampoco lo hago para llamar la atención como dije antes, eso quiero dejarlo claro.

Hago esto por los más de 1.500 alumnos de entre 7 y 12 años que acuden a esta escuela y necesitan que les advierta. A mí me pasó esto y el personal del colegio no hizo nada para ayudarme. Ahora es mi deber advertirle a todos y contar lo que ocurrió.

También hago esto por mí. Después de un año y medio quiero que me dejen en paz. Es sorprendente cómo tantos alumnos de este instituto han escuchado historias de mí, historias que aún a día de hoy se siguen difundiendo.

Todavía me siguen llegando a Facebook mensajes de alumnos que me llaman puta.

Me he cambiado de colegio, me he cambiado de casa y todavía siguen contactando conmigo para acosarme.

No puedo hacer que la gente deje de extender rumores, pero al menos puedo intentar contar lo que de verdad ocurrió. Como dije, mi carta va dirigida en especial a aquellos alumnos que aún desconocen mi historia y pueden estar en peligro de sufrir una situación como la mía.

Mi nombre es Cassidy Trevan y fui violada.

Si alguna vez alguien trata de violarte, ¡vale la pena luchar! ¡Lucha! Si no lo haces, te arrepentirás el resto de tu vida como lo hice yo. Puedes hacerlo. Ten cuidado. Mantente alerta. Ponte a salvo”.

La carta fue publicada en Channel 9 de Australia.

Que una persona joven muera a causa del bullying es una persona demasiado.

Nadie se debe sentir tan mal que sienta que no hay otra opción que suicidarse.

Tenemos que trabajar juntos. Alumnos, padres, profesores, todos tenemos que ayudar para que esto pare.

La tristeza de Linda nunca va a desaparecer, porque su hija nunca va a regresar.

Linda se quedó callada mucho tiempo, pero después de haber encontrado su carta sintió que tenía que contar  lo terrible que había pasado para advertirle a los demás.

La historia de Cassidy ha conmovido a miles de personas, y espero que siga conmoviendo a muchos más.

Loading...
Compartir

Comentarios