Unos niños aventaron a un cachorrito al fuego. Él sobrevivió gracias a un pequeño gran detalle.

ANIMALES 120 Visitas

El perro es un animal conocido por ser “el mejor amigo del hombre”. Una de sus virtudes es la lealtad que le ofrece a sus dueños y a quien lo cuide y de amor. Cuando algún humano no les brinda la confianza y el amor, tienden a volverse más bien huraños y asustadizos.

Así como existe gente bondadosa que quiere a los animales, también hay quienes muestran un lado malvado y cruel con ellos.

Desgraciadamente, Polo, un cachorrito de 8 meses, fue víctima de unos niños muy crueles.

En mayo de este año, un grupo de niños de 10 años, lanzaron a Polo desde el porche para que cayera en una fogata. Estos niños, estaban acosando al hijo de la familia de la casa.

Al llegar al veterninario, las quemaduras de Polo eran muy graves, por lo que tuvieron que trasladarlo a otra ciudad en donde había un mejor equipo para tratarlo.

Tenía el hocico, las patas, los testículos, el abdomen y la garganta heridos, además, sus pulmones estaban muy hinchados.

A pesar de la gravedad de sus heridas, gracias a su denso pelaje, Polo sobrevivió. Los veterinarios dicen que de no haberlo tenido, otra hubiera sido la historia.

La familia de Polo, decidió darlo en adopción a un centro en Vancouver, pues creyeron que no iba a sentirse seguro ya con ellos.

Esta organización que hoy cuida al cachorro, comenta que a pesar de haber sufrido mucho, su voluntad está intacta, todavía es un perro amoroso, y le demuestra su agradecimiento a los veterinarios que lo salvaron.

Ahora, está preparado para ir con una familia que lo llene de amor en Vancouver, “es un perrito muy fuerte”, concluyó Jonas Watson, veterinario encargado del caso de Polo.

Deja tu comentario abajo.

Loading...
Compartir

Comentarios